¿Y el “raro” soy yo?

Si no fuera porque hace muy poquito el matrimonio homosexual ha conseguido modificar algunos párrafos obsoletos de la  constitución, pensaría que el mundo se está volviendo loco. Entiendo que estamos pasando una temporada un tanto complicada, sobre todo los que hasta ahora éramos conocidos como clase media, pero creo que unos valores tan básicos e imprescindibles para un estado de bienestar, como son la justicia, el respeto, la comprensión, la libertad y la tolerancia, no pueden quedar relegados al olvido y que caigan todos en saco roto. La no tolerancia, el odio, el rencor y la avaricia, sin embrago, cada día mueven a más almas a actuar erróneamente haciendo gala de dichas “virtudes”. ( “Sí, soy tradicional; soy conservadora.”  – A. Botella – Extraído del artículo Las joyas literarias de Ana Botella)

De sobra es conocido el caso de Uganda donde se pretende aprobar una ley para asesinar a los homosexuales, la cuál, según Rebeca Kadaga, es un orgullo  para todos los Ugandeses y un acto de celebración para ellos porque lo sienten como un triunfo del “bien” contra el “mal.”  No contentos con eso no sólo castigarán al homosexual sino a todo aquel que encubra o defienda la homosexualidad.

Lo peor es que no solo pasa en África, en Europa, concretamente en Rusia, demandaron a la cantante Madonna por hacer comentarios de apoyo y comprensión refiriéndose al sector LGBT.  Los rusos tienen una ley que prohíbe promover la homosexualidad ante menores de 18 años. Decir a un adolescente que no tenga miedo de ser como es, está legalmente penado en el país. La artista quedó libre de sanción porque demostró que en su concierto sólo se permitía la entrada a mayores de edad, no por el argumento absurdo y ridículo de la acusación. Amparar una ley así, denota la fuerte homofobia que aún existe en San Petersburgo. El mensaje que transmiten a la población joven es que si eres homo estás haciendo algo ilegal, algo sucio y depravado. Cuando la realidad es totalmente al revés.

En Grecia usaron la misma justificación para eliminar de una serie una escena en que dos hombres se besaban. También pusieron de escusa a los menores aunque el capítulo se emitiese a altas horas de la madrugada. La pregunta sería de qué pretenden salvarlos. ¿Qué pretenden evitar? Nadie elige ser gay y nadie convence a nadie para que lo seas. Es totalmente absurdo. Qué tiene de malo ver a dos personas del mismo sexo expresando una muestra de amor puro e inocente. Contrariamente a lo que alegan, a algún niño que empiece a sentirse atraído por otro,  ver a otras personas haciéndolo, puede ser de gran ayuda reforzándole la autoestima sabiendo que hay más gente que piensa y siente de la misma manera. Haciéndole ver que no es ningún bicho raro, ni nada por el estilo y que no tiene por qué sentirse culpable ni avergonzado por ello. ¿A quién tratan entonces de defender?

Los valores que se deben prioritar e inculcar a un menor no deberían ser la castración y la culpa. Lo único que consiguen con esas leyes absurdas es generar miedo, odio y dolor. Están comunicando que si no eres tal y como ellos quieren que seas no mereces vivir, y si lo haces, se sienten con el pleno derecho a destruirte porque ellos son los “buenos”.  Haciendo gala del comentario más bélico, radical y peligroso de la historia de la humanidad, “o estás conmigo o estás contra mí”…  No entiendo como luego nos sorprendemos de que aumente el acoso escolar cuando los adultos lo único que hacemos con nuestras acciones y comentarios homófobos, clasistas o radicales es fomentarlo. Y en este saco entramos todos, independientemente de la condición sexual. Los niños son un reflejo de lo que ven y oyen en casa, “todos” nacemos sin prejuicios…

La gran paradoja de la vida es que lo que sí indigna y preocupa a mucha gente, es el hecho de que una pareja de homosexuales eduque a un crío y formen una familia. Hay quiénes consideran mejor que un niño vea como sus padres salen a la calle gritando injustamente en contra de un colectivo determinado, manifestando violencia, odio e ignorancia, que ver a una familia compuesta por dos adultos del mismo sexo aunque se quieran y se apoyen incondicionalmente e inculquen amor, respeto y tolerancia para con los demás. Por supuesto que tu opción sexual no te define como padre, es imposible generalizar, puedes ser un buen padre o una buena madre siendo homosexual, heterosexual, bi o trans. Lo que se necesita para serlo no depende de ello, sino de la calidad y madurez como persona, como seres inteligentes que somos.

Dos personas del mismo sexo no pueden procrear naturalmente, pero eso no  quiere decir que no estén preparados y perfectamente capacitados para ser padres. La aclaración realizada en la constitución permite a las parejas gays adoptar con los mismos derechos que una pareja hetero. Mucha gente se ha llevado las manos a la cabeza por ello. Algunos se han atrevido a presagiar que “llegaremos a legalizar”, así ha podido leerse en La Razón, “la zooderastia, porque los afectos entre amo y perro sí que son indestructibles”.

Como buenos receptores que son los menores, es verdad, que hay que tener mucho cuidado con los mensajes que se transmiten al comunicar. Con la genial frase de alguien que parece habérsele caído el cerebro por el camino, que lo único que transmite es odio y muchos prejuicios, se evidencia la clase de comentarios que sí deberían estar prohibidos y penados por ley. Los que realmente transmiten unos valores nada recomendables para un menor.

Considero que el “único problema” al que tendría que enfrentarse un crío educado por dos padres o dos madres sería en parte de su período escolar, pero prohibirlo o evitarlo no crea que sea la mejor solución. Fomentar el respeto y la tolerancia en la sociedad es más eficaz para ello. Ahora es algo nuevo y no frecuente lo que puede ser motivo de mofas y faltas de respeto, pero si afortunadamente todo sigue  hacia adelante  y no retrocedemos como los cangrejos, llegará un día en que se vea como algo “normal”.  El amor, el cariño y el apoyo incondicional de una familia es lo importante, no el sexo de los miembros.

Si dos personas bajo consentimiento mutuo se aman no hay nada malo, ni sucio , ni depravado en ello.  Cada uno es libre de decidir si quién te hace más feliz es un hombre o una mujer. Lo importante son las personas, independientemente de su opción sexual. Gente indeseable hay en ambas condiciones. Son otros factores psicológicos los que deberían determinar si alguien tiene condiciones para ser un buen padre o no. De esta manera se evitarían ciertos casos que sí son denunciables y totalmente inhumanos, como el último caso conocido en Parla u otros en los que son los propios padres los que hacen daño al menor. Algo mucho más grave y preocupante que si al niño van a buscarle al cole dos papás o dos mamás.

¿Qué clase de mundo queremos y cuál es el que estamos construyendo? Es urgente que todos nos paremos un minuto a reflexionar y analizar estos y ciertos temas que acontecen últimamente, porque da la sensación de que empezamos a perder el poco norte que habíamos logrado alcanzar. Aunque el ser humano es el único ser que cae dos veces sobre la misma piedra, no podemos repetir los errores ocurridos en el pasado. Los golpes nos tienen que servir para seguir aprendiendo y seguir evolucionando. Deberíamos intentar formar y ser parte de una sociedad justa, libre y compasiva que viva feliz y pacíficamente en un estado de bienestar con plenos derechos, donde la tolerancia, el respeto y el espíritu de ayuda y cooperación sean más fuertes que el odio, el malestar y el dolor. Quiero creer que el mundo algún día será así y poder vivir esa, hasta ahora, utopía.

Es verdad, soy raro,raro,raro…

 

Escrito por Tanraritocomotodos para Kedacon.com

 

Mira también

Smartphones libres por menos de 200 euros. Novedades

ZTE Blade L5 Smartphone libre de 5″ Pantalla táctil FWVGA de 5″ Cámara trasera de …

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies