Ratas gigantes se comen a un bebé en Sudáfrica

El terrible y desagradable suceso ocurrió en Johannesburgo, Sudáfrica. Una madre abandonó a su bebé de tres meses para irse de fiesta con unas amigas. Cuando volvió al bebé lo habían devorado unas ratas gigantes.

Tal y como cuenta el diario británico The Sun, la irresponsable madre de 28 años, se llevó a su otro hijo consigo, pero dejó a la pequeña bebé en la casa por la noche. Al volver a las 6:30 de la mañana, completamente borracha, se encontró a la niña yaciendo en un gran charco de sangre. Las ratas gigantes la habían comido los ojos, la lengua y los dedos.

La mujer ha sido detenida y le ha sido retirada la custodia de su otro hijo.

Mira también

Amante pillado infraganti recibe paliza de un novio celoso. Vídeo

Esta desagradable y patética situación ocurrió en Alabama. Un novio pilla a su novia con …

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies