De comida orgánica por Madrid

En la sociedad actual, la preocupación por la salud es algo cada vez más frecuente, lo cual se traduce en una mayor conciencia sobre lo que comemos. Así, se van adentrando entre nosotros las tendencias bio y eco. La alimentación orgánica no es una simple moda pasajera como señalan algunos; Se trata de una forma de vida en la que todos los ámbitos de la alimentación cobran especial relevancia: El origen de los ingredientes, la forma en que estos han sido procesados, las condiciones en las que estos alimentos llegan al mercado y, además, el impacto que éstos generan en el organismo.

En ciudades como Madrid ya es posible sentarse a comer en restaurantes orgánicos. Hoy vamos a dar un paseo por la ciudad en busca de algunos de los más relevantes.

El huerto de Lucas

Situado en pleno centro de la ciudad, a apenas 15 minutos caminando de la Puerta del Sol, nos encontramos con un oásis en medio del tráfico y el bullicio madrileños. Cabe destacar el jardín vertical y colgante que hace del restaurante un lugar casi mágico.

1

El establecimiento, cuenta, por un lado, con un pequeño mercado con productos naturales de su propio huerto; Merece la pena echarle un vistazo. Por otro lado, la cantina, con una carta en la que predominan los productos de temporada en elaboraciones sencillas pero exquisitas como el taco de pollo al curry asado a la baja temperatura o la ensalada dulce de verduras a la vinagreta de soja y miel.

elhuertodelucas.com

Home burger bar

Cuando muchos de nosotros oímos hablar de la comida ecológica, automáticamente la relacionamos con verduras y hortalizas. Este restaurante  situado junto al Teatro Lope de Vega, demuestra que estamos equivocados.

2

Sirven hamburguesas de carne 100% natural, sin ningún tipo de colorantes ni conservantes y elaboradas con ingredientes ecológicos; Todas se acompañan de patatas fritas y ensalada de col caseras. Así, podemos encontrar verdaderos manjares como la hamburguesa “Especial Home” con queso philadelphia, nueces y cebolla a la parrilla; También para vegetarianos como la hamburguesa “Falafel Burger” compuesta de falafel casero, hummus, lechuga, tomate, cebolla y miel.

homeburgerbar.com

Crucina

Uno de los restaurantes BIO más curiosos que podemos encontrar en Madrid; Y es que en él no hay ningún fogón en su cocina. Utilizan técnicas de cocinado donde el calor máximo es de 41 grados; Esa es la temperatura óptima para que la calidad de los alimentos no se vea alterada y mantengan todos sus nutrientes intactos.

3

“Al no sobrecalentar la comida se mantienen vivas las enzimas, portadoras de energía, que proporcionan al cuerpo las sustancias que necesita para reparar el daño celular y crear miles de millones de células sanas todos los días. Además, comer alimentos vegetales crudos nos acerca a la naturaleza eliminando de nuestro organismo toxinas destructivas.”

En su carta podemos encontrar verdaderas delicias, estupendas para compartir con familiares y amigos; Aquí van algunos ejemplos: Rollitos de calabacín rellenos con queso de tomate y albahaca, crema exótica de plátano y aguacate o albóndigas hindúes en crema de anacardo y tomate seco. ¡Bienvenido a la comida ECO del Siglo XXI!

crucina.com

Mira también

5 Hoteles 5 estrellas. Vacaciones de lujo en Madrid

¿Te gustaría pasar un fin de semana exclusivo de superlujo en alguno de los más …

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies