Algunas buenas razones para masturbarse

Hace mucho tiempo que dejamos atrás los mitos absurdos que se escuchaban sobre la masturbación. “No lo hagas que es malo, que está muy feo, que te quedas ciego, que pierdes un par de tonos al cantar…”  Como siempre la falsa moralidad de algunos y su empeño en amargarnos la vida si no se vive tal y como ellos dictaminan, ha tenido su repercusión en  la sociedad y sus costumbres. Lejos de tabús y de prejuicios banales se ha comprobado científicamente que masturbarse aporta interesantes beneficios para la salud. Tanto a los hombres como a las mujeres.

La masturbación es, después de la relación sexual en sí, la manera más directa y más eficaz de satisfacer las necesidades sexuales. Aparte de que practicarla alivia el estrés, y es una ayuda genial para el insomnio, los expertos añaden ciertas virtudes al divertido y placentero ejercicio…

Los hombres que se masturban mejoran su sistema inmunológico, creando resistencia a la infección de la glándula prostática, lo que significa una próstata más sana. En hombres mayores de 50, los investigadores teorizan que la masturbación ayuda al drenaje prostático de fluidos que pueden contener sustancias que causan cáncer.

Las mujeres, al masturbarse, generan más resistencia a las infecciones, alivian la tensión premenstrual y el dolor menstrual, pues al hacerlo se regula el flujo sanguíneo, y aunque suene extraño, también se alivia el dolor de espalda. Además, se fortalecen los músculos pélvicos, lo que implica tener un mejor sexo luego.

Masturbarse evita las infecciones de tipo sexual y libera endorfinas, lo que nos hace estar más felices y contentos. Martha Cornog, la autora de “El Gran Libro de la Masturbación” asegura que  “La masturbación es el sexo mas seguro que existe, las leyes de la física y la biología no se detienen solo porque alguien se está masturbando.”

Practicar la masturbación enseña a cada un@ sobre su respuesta sexual, lo que le satisface y lo que no. A los hombres les ayuda a reconocer el “momento de inevitabilidad,“ justo antes del orgasmo y permite aprender cómo evitar la eyaculación antes de lo deseado.

No tiene por qué hacerse solitariamente. Las parejas que se masturban periódica o regularmente juntos, tienen un mejor control de su cuerpo y de su sexo, lo que ayuda a mejorar sus relaciones sexuales al tener más confianza y saber exáctamente cómo complacer a la otra persona y a uno mismo.

No hay una manera concreta ni correcta de hacerlo. Cada persona se masturba a su propio modo, dice M. Cornog ” ya sea con las manos, frotándose con o contra algo; un juguete sexual u objetos de la casa, vistiéndo ropa especial, fantaseando, con revistas, vídeos, probando nuevas posiciones o mirándose en un espejo.”   “Los humanos somos demasiado diversos a la hora de establecer normas,” señala  Betty Dodson, sexóloga de la ciudad de New York , en su libro “Sexo para Uno”.

 

 

Mira también

Todas las soluciones contra la calvicie masculina

Una preocupación muy común en los hombres es cuando nuestro cuero cabelludo comienza a clarear …

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies