Bosques de cuento para disfrutar el otoño

El otoño es una temporada ideal para disfrutar de la belleza y la magia de nuestros bosques. Es ahora cuando los árboles se tiñen de colores y tonalidades ocres, naranjas, rojizas y doradas. Mil y un matices cromáticos que dan a los montes un aspecto muy peculiar.

Los Hayedos son bosques umbríos y frondosos, húmedos, que se extienden sobre todo por la mitad norte de nuestro país. Espacios naturales que son un mar de hojas, con unos árboles de formas y contrastes muy llamativos. Bosques de gran belleza en los que las hayas cobrizas se entremezclan a menudo con robles, castaños y abedules, y donde, en muchas ocasiones, surge la niebla.

Por su espectacularidad destacan los que se sitúan en los siguientes parques:

Parque Nacional Picos de Europa

Cantabria, Asturias y León

El Hayedo de las ilces en Cantabria, en el valle de Valdebaró, es un ejemplo representativo de la majestuosidad de los bosques de los Picos de Europa. En las partes bajas predominan los robles, algunos de ellos centenarios, y a medida que ascendemos en altitud las hayas sustituyen al roble. Las encontramos en las zonas más húmedas y sombrías de los estrechos valles que descienden del pico Coriscao, especialmente el Valle de Pierga y Peñalba.

Para adentrarse a conocer este bosque existe una pista forestal, la ruta 26 de los senderos del Parque Nacional Picos de Europa.  Un recorrido circular de 9 kilómetros –sin apenas desnivel- con inicio y final en el pueblo de Espinama y que atraviesa otras dos pequeñas aldeas cántabras de gran belleza arquitectónica rural: Pido y Las Ilces.

En Asturias se puede disfrutar de un paseo mágico por el bosque mitológico del Beyu Pen. Se trata de una ruta de senderismo que conecta el Camín de la Reina con el pueblo de Pen y discurre a lo largo del arroyo El Regatu, por un bosque de castaños en el que el caminante se encontrará con algunos de los personajes más emblemáticos de la mitología asturiana ,el diañu burlón, la guaxa, el ñuberu, el busgosu…, creados por la naturaleza (rocas, troncos de árboles), y ayudados discretamente por la mano del hombre, exactamente las del artista gijonés Julián Bravo.

Más información sobre esta ruta.

 

El Hayedo de Busmayor  es el lugar más mágico de León en otoño por el colorido contraste de sus hayas,  robles, melojos, acebos, abedules,  avellanos, serbales del cazador, cerezos, nogales y  alisos. Se localiza en Villafranca del Bierzo y es otro de los conjuntos boscosos de hayas mejor conservados y más interesantes de la península. Los términos que mejor definen a estos deslumbrantes paisajes naturales son  poesía y encantamiento.

Más información

 

Parque nacional de Ordesa y Monte Perdido

Pirineo oscense, Aragón.

En Ordesa y Monte Perdido,  una opción más que recomendable para visitar son el Valle Pineta, y las cascadas en los Llanos de La Larri. Existe una ruta (GR 11) que comienza detrás de la ermita de la Virgen de Pineta, por una pista señalizada con marcas blanquirrojas, por la que se puede ascender tranquilamente, contemplando el espectáculo de hayedos, abetos, cascadas del Cinca … hasta llegar a los llanos de La Larri.

La Larri es un circo de origen glaciar perpendicular al de Pineta, desde el que se obtienen unas panorámicas alucinantes del macizo de Monte Perdido y la sierra de las Zucas.

Más información

 

Sierra del Rincón – Hayedo de Montejo

Comunidad de Madrid

En Madrid, destaca el Hayedo de Montejo, uno de los más meridionales de Europa en la Sierra Del Rincón,  declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

Cuenta la leyenda  que el bosque conocido como El Chaparral está habitado por duendes y hadas y que éstas, juguetonas y curiosas, gustaban de engatusar a los visitantes y caminantes del bosque con sus caricias y dulces cánticos. Estos cantos tan melosos y atractivos servían para llevar a los paseantes hasta sus guaridas y convertirlos en animales tales como la lagartija o el petirrojo, con el objetivo de dotar al mencionado bosque de mayor número de habitantes y lograr así mayor encanto.

La reina indiscutible del paisaje es la Fagus sylvatica, la especie de haya más frecuente en toda Europa pero que, sin embargo, no lo es tanto en la Península Ibérica, a excepción de la zona norte, pues requiere cierta humedad para crecer y sobrevivir. Esto hace que el Hayedo de Montejo sea un enclave mucho más extraordinario y singular.

Los tres itinerarios para conocer el Hayedo de Montejo son: la Senda del Río, un recorrido lineal paralelo al río Jarama; la Senda de la Ladera, que transcurre próxima al río para ascender, después, por una ladera; y la Senda del Mirador, que atraviesa los diferentes tipos de  vegetación que configuran el Hayedo de Montejo.

Su visita está regulada y controlada. Ésta se inicia en el Centro de Recursos e Información de la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón, donde facilitan los pases de entrada gratuitos.

Más información sobre horarios y sendas guiadas al Hayedo de Montejo.

 

Hayedo de la Pedrosa

Riaza, Segovia

En el termino municipal de Riofrio de Riaza (Segovia),  contemplamos el Hayedo de la Pedrosa, con 1.930 Hayas. En su interior  encontramos árboles centenarios,  retorcidos y llenos de musgo y líquenes, que nos recuerdan los típicos bosques de los cuentos de hadas.

Añadido a la belleza de la hayas, destaca la panorámica que se aprecia desde este bosque en el puerto de la Quesera, pudiéndose disfrutar de las vistas del valle del río Riaza, con su embalse situado aguas abajo, el paisaje de montaña cercano al mismo y  en la lejanía Riaza y otros pueblos situados en la planicie Segoviana.

Más información

 

Parque Natural de la Tejera Negra

Guadalajara

El Parque Natural de la Tejera Negra queda configurado y delimitado por los ríos Lillas y Zarzas, que nacen en el valle glaciar de la Buitrera. El entorno cuenta con un representativo y excepcional bosque de hayas conservado gracias a su especial microclima y aislamiento. El terreno en el último tramo del río Zarzas es donde el Parque se hace más frondoso, escarpado y cerrado y donde se encuentran profundos barrancos y numerosas cascadas.

Más información

 

Parque Natural del Señorío de Bértiz

Navarra

El Parque Natural del Señorío de Bértiz es un rincón verde de gran belleza  a orillas del río Bidasoa.

Existen diversos senderos de distinta longitud y pendiente que permiten disfrutar de los matices de este bosque atlántico. Además, intérpretes especialistas pueden guiarte a través de rincones inolvidables mientras relatan historias fantásticas sobre personajes mitológicos. Un bosque atlántico donde un microclima húmedo con ausencia de heladas ha creado una naturaleza elegante y exultante.

En la entrada al parque encontramos un jardín botánico, con más de 100 años de antigüedad, donde descubrir especies tan singulares como gingkos de China, secuoyas de California, castaños de Balcanes o nenúfares…

Más información

 

La Garrotxa

Girona

En Girona podemos disfrutar de un enclave natural único y privilegiado en los alrededores de la zona volcánica de la  Garrotxa. Con impresionantes hayedos y bosques de castaños que, la rica y fértil tierra y cenizas volcánicas, ha creado; convirtiéndolo en el hayedo a más baja altura de Cataluña. De una belleza, conservación y salud inmejorables y encomiables. Para descubrirlo organizan rutas a caballo y se puede recorrer el bosque de esta manera.

Más información

 

Mira también

Las montañas rusas más extremas e impresionantes de España

La primera montaña rusa que se abrió en España se inauguró en el Parque de …

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies